Somos un hospital católico

El Hospital Pablo Tobón Uribe se rige por los principios y doctrina de la Iglesia Católica y los tiene como propios; esas son sus directrices oficiales. No usamos el catolicismo para hacer protagonismo, pero sí aspiramos a hacer de él una vivencia institucional y personal de compromiso, centrado en el amor y guiado por el Evangelio, que nos conduce al servicio desinteresado.

Vemos y respetamos a todos los seres humanos como lo que son: criaturas hechas a imagen y semejanza de Dios (Génesis 1, 26-27). Por tal motivo en nuestro Hospital favorecemos y cuidamos la vida, no aceptamos el aborto, cuidamos la naturaleza, creemos en la paz y en la obligación que tenemos de construirla.

Tenemos un credo religioso y buscamos actuar de acuerdo con él, pero respetamos los demás credos. Al interior de nuestra institución estamos comprometidos en la búsqueda de una acción coherente con la fe católica.

El Culto Católico es el oficial dentro de nuestro Hospital y como tal lo propiciamos y facilitamos.

Sabemos que existe la libertad de cultos y actuamos de acuerdo con ello frente a todos nuestros interlocutores, llámense pacientes, familiares, allegados de ellos, usuarios o colaboradores del Hospital, bien sea con contrato laboral o a otro título.

Podemos resumir lo anotado hasta aquí, recordando el primer enunciado de nuestro Credo: "Creemos en Dios Padre, Creador del Universo, en Jesucristo su único hijo y en su Santísima Madre".